diumenge, 22 de setembre de 2013

PUEBLOS BONITOS DE ESPAÑA: RUPIT


Hay un viejo dicho que dice que a Rupit no se llega por mar, tierra o aire, sino por piedra. (El nombre de Rupit viene del latín”rupes”, que significa “roca”) ; y es que llama la atención una pared que surge sobre una gran peña que domina el pueblo y es donde estaba el Castillo.


¿Cuántas veces habremos recorrido este lugar?
No sabría contarlas porque este trocito pequeño de mundo considerado el último pueblo de la provincia de Barcelona, hace que los habitantes de mi ciudad lo consideremos un tesoro que hay que mimar, cuidar, visitar y vigilar.
Quizá algún día muy lejano pierda su fisonomía, pero durante siglos ha conservado tejados que bailan, balcones hermosos de madera, callejones de subidas y bajadas, casas vivas con ventanas góticas, terrenos irregulares y vaguadas donde apacientan las ovejas.



Este invierno fue la última vez que lo visitamos.
Elegimos entrar dando un rodeo por la pista que pasa por la ermita románica de Sant Joan de Fábregues, del siglo X y XI, encaramada en las rocas.

(Foto sacada de Google)
El recorrido por allí es más espectacular porque puedes contemplar un paisaje magnífico y de paso admirar el espectacular salto de Sallent poco apto para personas que padezcan de vértigo ya que tiene unos 100 metros de altura y es allí donde se cuelan las aguas del arroyo de Rupit.
(Foto sacada de Google)
Para amantes de las caminatas suaves dejo enlace de esta ruta que puede ser una opción para una salida familiar porque no presenta dificultad alguna.

Cuando llegamos al pueblo aún no había anochecido, pero las farolas ya estaban encendidas. Había llovido durante el día, hacía frío y una suave bruma descendía y se enredaba entre robles y hayas. Los tonos grisosos del cielo y las piedras mojadas de las calles creaban un marco apropiado para el callejeo, eso sí, bien abrigaditos.


Lo primero que llama la atención es que, para acceder al pueblo, hay un curioso puente colgante que cruza la riera. Es la entrada más original que conocemos y es uno de los lugares más fotografiados. Pueden pasar unas diez personas a la vez y se recomienda no balancearse en él, aunque es probable ver a alguien saltando para asustar a los que aún no han cruzado.


En el otro lado comienzas ya a admirar las calles estrechas, empinadas, y las típicas casas solariegas con portales adintelados y balcones de madera. Todas están construidas con gran armonía en la montaña, respetando el medio ambiente de la zona.


Todo el núcleo urbano está situado bajo las ruinas del que fuera un antiguo castillo. Miras y no comprendes cómo es posible que alguien pueda vivir así sin miedo a que la piedra pueda hundir su casa.



Más arriba se encuentra la iglesia dedicada a San Miguel Arcángel, construida probablemente entre los siglos XIII y XIV, y terminada en el XVIII cuando se acabó el campanario.


Es un pueblo turístico porque encontramos tiendas de embutidos, bares, restaurantes, hotelitos y casas rurales.



Lo encontraremos cogiendo la carretera de Vic a Olot, la C-153, tardando una hora y media aproximadamente desde Barcelona. Esto hace que sea un destino accesible y al alcance de la mano.
Se trata, pues, de un lugar perfecto donde pasar un día a la vez que puedes degustar la gastronomía típica de la comarca de Osona, principalmente sus deliciosos embutidos.



4 comentaris:

Anònim ha dit...

Un pueblo de los Bonitos y con una entrada muy original. La ultima foto me encanta, no se si sera decorado o la vida real, pero tiene un espíritu rural total, B7s.

Elvireta ha dit...

Esta casa es real, era la herrería de Rupit, que por su singularidad arquitectónica ha merecido ser reproducido en el Pueblo Español de Barcelona. El origen de la herrería data de 1711 en que un segundón de la masía Rovira de Pruit se estableció de herrero en el pueblo. Está situada al lado de la iglesia y junto a la plaza mayor.(Esta explicación la acabo de buscar). De todos modos, hay alguna casa que está demasiado puesta, pero de esta manera aprendes, es como un mini-museo al aire libre. B7s

Anònim ha dit...

De Rupit al 'Salt de Sallent' y vuelta por 'els Bassis' . Le he hechado una ojeada a la ruta del enlace y no sabes como me gustaría estar cerca para poder hacerla. Me pasa como con aquella de los manaderos (creo que se llamaba así o algo parecido) que publicó Mónica en su momento, siempre la tendré en mente y algún día caerán. Gracias por tu información...y por los detalles.

Curiosidades ha dit...

Sitios precios que podeis visitar en algun momento de vuestra vida, entrar en: http://www.elmundocurioso.com/2013/10/los-5lugares-mas-paradisiacos-del-mundo.html