dilluns, 13 de gener de 2014

UN DÍA EN NOTTING HILL



Cuando la famosa actriz Anna Scott (Julia Roberts) entra en la pequeña librería de William Thacker (Hugh Grant) en el barrio de Notting Hill de Londres no imagina cómo cambiará su vida. El vendedor se enamora de ella a primera vista y hace todo lo que puede para conquistarla ...“ Estas dos frases resumen el argumento de la película “Notting Hill “ que se estrenó hace ya muchos años.


Recuerdo que me prometí a mi misma que si alguna vez visitaba Londres, callejearía por ese barrio porque el encanto que desprende simplemente al nombrarlo: Notting Hill, siempre me ha atraído.


Recuerdo también que decían que en la popular Travel Bookshop donde trabajaba Hugh Grant en la película, siempre había alguien haciendo fotos y que se había convertido en lugar de peregrinación para los amantes de esa producción.


La librería cerró sus puertas, la película quedó en las hemerotecas, Hugh Grant y Julia Roberts crecieron en años y sabiduría …, pero este distrito mágico de Londres sigue muy vivo, muy joven y con un estilo único que enamora a los visitantes.


Este barrio que tiene muy cerca Hyde Park, nació como un lugar muy señorial con grandes apartamentos y casas bajas. Concluida la II Guerra Mundial quedó muy degradado


Actualmente, vuelve a ser uno de los barrios más elegantes de Londres con casas victorianas de fachadas relucientes, todas blancas, muy señoriales.


Pero también hay otras calles con casas de ladrillos de colores brillantes pintadas de azul, verde, amarillo o rojo con tiendas de anticuarios, de ropa y zapatos, librerías de segunda mano y un exquisito mercado de verdura y fruta.


De lunes a viernes es un lugar tranquilo ideal para dar un paseo o tomar un té alejados de la muchedumbre. Pero los fines de semana se transforma en un hervidero de gente.


Y es que en Notting Hill está ubicado el mercado de Portobello que es uno de los más famosos y turísticos de la ciudad.
Este mercado se extiende a lo largo de Portobello Road, casi de principio a fin.
Abre tímidamente entre semana hasta media tarde, y con todo su esplendor, el sábado.


En su primera mitad abundan las paradas y tiendas de antigüedades, a continuación los tenderetes de fruta; luego, paradas de comida y tiendas de ropa y diseño. Cerca del puente del Westway, que cruza Portobello, hacia el final, se acumulan las paradas de complementos, ropa callejera y souvenirs que están en todos lados. Es un buen lugar para comprar.


Nos fijamos en la cantidad de distintos ambientes que allí conviven y que se han ido acoplando entremezclándose felizmente.


Volvimos a Leinster Terrace, a nuestro hotel, (el Henry VIII London ), situado en una de esas hermosas casas victorianas a tan solo una parada de metro de Notting Hill.

Londres tiene lugares tan bonitos y a la vez tan dispares que puedes tener la sensación de estar en lugares diferentes en apenas dos estaciones de metro.



Recomendaciones

Os recomiendo que os vayáis prontito y disfrutéis del famoso English Breakfast que se sirve en cualquier bar del barrio ( eso sí, hasta las 12 o la 13, porque es un estereotipo pensar que los ingleses toman un desayuno de huevos, bacon y salchichas diariamente y a las 6 de la mañana :)
García & Sons ! Es una tienda donde puedes comprar productos y marcas españolas de toda la vida : ColaCao , aceite Carbonell, jabón Heno de Pravia , fabada Litoral ...

1 comentari:

Anònim ha dit...

Pues en el mismo barrio, muy cerquita, estuvimos nosotros en dos ocasiones (una semana cada vez) en el Umi Hotel, siendo el metro más cercano el de la estación de Bayswater. En cuanto a mercados, mi favorito era el Borough market, junto al London bridge, bajo las vias de la estación de tren, especializado en comida gourmet y delicatessen de todo tipo. También me gustó mucho el mercado de las flores. JoseLuis (alias cid)